Las PLANCHAS DE ASAR, imprescindibles en tu local.

 Dimoba Suministros - Planchas de asar

Los cocineros de un local hostelero tienen que contar siempre con equipamientos de calidad y atender siempre a su mantenimiento y limpieza. Desde nuestra experiencia, una de las máquinas más provechosas en el cocinado rápido es la plancha de asar.

Las planchas dan para mucho, con ellas los bistec salen en su punto, el pescado con todas sus propiedades, el marisco, los salteados de verduras, y casi todo, siempre que se les dé un correcto uso y se conserven limpias.

Pueden ser de gas o eléctricas.

 Dimoba Suministros - Planchas de asar

En primer lugar, las plancha a gas tienen que instalarse por un profesional y pueden ser a gas butano o gas natural. Al tener mayor potencia, alcanzan una temperatura superior y consumen menos.

Las planchas eléctricas son ideales para espacios sin instalación de gas o donde la instalación es inviable.

Existe múltiples materiales de fabricación: hierro, acero o de cromo duro. Y múltiples presentaciones: lisas, ranuradas, etc.

Las planchas de hierro, son las más económicas pero desde nuestro punto de vista, no son adecuadas para el uso profesional; tienden a doblarse por la temperatura, se ensucian fácilmente, se oxidan con el tiempo y su limpieza es difícil.

En Dimoba Suministros recomendamos las planchas con palastro de acero, para uso profesional, son económicas y su espesor, entre ocho y doce milímetros la convierte en la idónea para el uso regular del profesional. Son perfectas para la preparación de carnes, sándwiches, bocatas, desayunos, tostadas…

En nuestra tienda disponemos de una amplia selección de modelos que se adaptan a las necesidades de cualquier hostelero.

La limpieza es fundamental.

 Dimoba Suministros - Planchas de asar

Cuando se cocina carne y luego pescado o viceversa, hay que extremar el cuidado pensando en los clientes alérgicos no sólo, en la mezcla de sabores.

Para limpiar la plancha de hierro o acero, cuando está templada, se vierte una chorrada de limón o vinagre y se va rascando con una espátula (https://www.dimobasuministros.com/espatula-de-acero.html). Después, se apaga la plancha y se le añade jabón con un estropajo para limpiar tanto la placa como los laterales. Es necesario aclarar con agua y otra chorrada de limón o vinagre, lo que desinfecta, elimina restos y da un resultado más brillante.Para finalizar, siempre, siempre y siempre, hay que dejar una “capita” de aceite para evitar que se oxide.

Esperamos que nuestros consejos os ayuden a elegir y mantener la plancha que mejor se adapte a las necesidades de vuestro negocio.

 Dimoba Suministros - Planchas de asar